31 agosto, 2017

Conexiones neuronales y conexiones humanas

Nuestra metodología basada en neuroeducación para proyectos de innovación social.

Los últimos descubrimientos que nos aporta la ciencia cognitiva, señalan que la sociedad actual puede verse beneficiada de la neuroeducación. Centrados en la idea de que nuestro cerebro es flexible y capaz de moldear la realidad, es posible reconfigurar nuestros hábitos mentales y reemplazar los negativos por positivos. En tal sentido, los circuitos cerebrales tienen capacidad de entender lo que le sucede al otro y se pueden modificar a través de la experiencia. Este marco esperanzador que nos da la Neurociencia nos dice que todo lo que pensamos se recrea, lo queramos o no, lo sepamos o no, el cerebro tiene la capacidad de desaprender y aprender a lo largo de toda la vida.

Entonces, ¿se pueden desaprender la apatía, la intolerancia, el prejuicio o la violencia?, ¿Es posible la neuroeducación para el desarrollo humano y social?

Enunciar la abundancia es localizarla, conectarla y multiplicarla. Cuando un hombre deja de pensarse pobre, enfermo o víctima y comienza a pensarse como lo que es, un ser con riquezas y herramientas sociales, intelectuales y culturales propias, hace nuevas conexiones neuronales, comienza a abrir nuevos caminos llenos de oportunidades, su mente se reestructura y expande, la labor de este hombre en la sociedad se dignifica y no sólo se posibilita a sí mismo a partir de este nuevo cambio de perspectiva, sino a todos a los que puede hacer participar de este conocimiento; es decir, se convierte en promotor del cambio de las causas que le conmueven.

La intención esencial de nosotros no consiste en “enseñarles” cuál es el comportamiento que esperamos de ellos; sino, en incorporar sus manifestaciones, conocimientos, ideas y conclusiones al desarrollo de un proyecto común. Así es como modificamos el proceso de aprendizaje, dejando de hacer preguntas que buscan descubrir lo que el individuo no sabe, para centrarnos en descubrir lo que sabe y es capaz de aportar.

Nuestra metodología busca la generación de nuevas conexiones neuronales, pero sobre todo desea contribuir a reparar las conexiones humanas.

Bessie Cerón, Innovación Social, Grupo Map.

blog_in


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *