11 diciembre, 2017

El futuro de las redes sociales

Afirmar de forma categórica cuál será el futuro de una realidad tan cambiante como son las redes sociales puede ser un tanto arriesgado.

Sin embargo existen tendencias de uso, consumo e inversión, que nos permite vislumbrar en algún punto hacia donde puede ir este universo tan apasionante y cambiante.

Las redes sociales llevan ya algunos años siendo parte de la vida cotidiana de las personas, tal es así que un estudio realizado por IAB España nos dice que una persona promedio pasa entre 3 o 4 horas y media en Facebook, Twitter o Youtube.

Los mismos estudios, hablan de una inclinación casi absoluta al consumo de contenidos en video (el 89% de los internautas, prefiere buscar contenidos sobre diversos temas en videos) es por ello que redes como Snapchat, Instagram, Periscope o Facebook apuesten de manera constante en este rubro.

Sin ir más lejos, por primera vez en la historia, la inversión en medios digitales superó este 2017 a la inversión en Televisión abierta en USA. Se trata del cumplimiento de una profecía largamente anunciada.

Todos los caminos conducen al video

Existen muchos vaticinios que auguran la desaparición de la TV como hoy la conocemos en pos de la imposición de las redes sociales, sin embargo la tendencia es la integración, las redes sociales se han ido transformando a lo largo del tiempo para ocupar ese puesto de liderazgo que hoy tienen, pero para ello, han tomado elementos de las tecnologías a reemplazar, como el caso del Smart TV o todas la tendencia a la conectividad que vienen con la conexión 5G y el internet de los objetos.

Sin embargo para que esta predicción se transforme en realidad, fue necesario que los números marcaran el camino también.

YouTube demostró ser 3X más eficiente que la TV para impactar positivamente en indicadores de marca.

futuro1

 

Claramente la tendencia habla de una instancia de evolución de las redes sociales mucho más ligada a la experiencia. Experiencia cada vez más tangible. Un ejemplo claro de esto es el aprovechamiento de los formatos y devices en el consumo audiovisual.

Antes que la inversión en medios digitales supere a la TV abierta en USA, tuvieron que haber cambios en el consumo de contenidos por parte de los usuarios. Uno de ellos, justamente, es el consumo del video como formato principal para el contenido digital.

Los motores de búsqueda hoy día han modificado sus algoritmos para priorizar el contenido de vídeo más que el de texto o fotos. Esto quiere decir que si buscas cualquier cosa en Google, los primeros resultados que obtendrás son los que contienen vídeos como soporte o apoyo de su información.

Incluso Apps de fotos tan populares como Instagram han tenido que actualizarse para ofrecer streaming de vídeo, posibilidad de hacer clips y ofrecer este tipo de contenido que hoy es el que más se busca y cada vez hay más desarrollos, filtros, capacidades y efectos para ofrecer y producir vídeo.

El contenido es el rey, y es esa capacidad propia del video, de informar y entretener en pocos segundos lo que le ha dado su corona. Tanto es así que el medio digital, abraza al formato de video pero no se queda con esa versión de los hechos, sino que crea sus propios código y lenguajes. Es así como hoy día nos encontramos frente a un catálogo de formatos, lenguajes y variaciones tecnológicas que llevan la experiencia de video a una nueva dimensión: UGC (User generated content), videos 360, Realidad virtual, Realidad aumentada, videos verticales, live streaming, gifs, etc.

Es difícil no marearse ante tanto estímulo y nueva tecnología al momento de preguntarse ¿Cuál de estas tendencias es el futuro realmente?

La respuesta es sencilla, se trata de formatos, muy probablemente algunos queden en el olvido con el paso del tiempo y otros perduren. Sin embargo, la diferencia la sigue haciendo el contenido. Un contenido bien producido, con calidad en su storytelling y con ciertos rasgos de perfección es el que marca la diferencia.

Un ejemplo claro de las ventajas de seguir invirtiendo en la producción de contenido, es que, si el contenido que se produce es de buena calidad, será más fácil su viralización y aumentará el earned media, el costo por contacto baja, eficientando el media plan. Si a esto se suma un buen aprovechamiento de los adelantos tecnológicos, seguramente estemos ante un uso más que óptimo de los recursos.

Es así que al momento de preguntarnos sobre el futuro de las redes sociales, seguimos teniendo miles de preguntas por responder, pero también algunas certezas. Es en pos de esas certezas que en nuestro caso, apostamos a esta fusión, como agencia digital y productora, buscando modelos de trabajo conjuntos, que vayan de la mano con esta tendencia de fusión y seguir los pasos de el futuro de las redes sociales.

 

Pablo Carone, Director, GrupoMap.

blog_imagen